Noticias

La fábrica de pegamento

Pintura piedra Maydos

Fábrica de pegamento

Glue Factory es un espacio para actividades cívicas y comunitarias. También organiza talleres educativos y de networking mensuales.

Durante miles de años se ha fabricado pegamento a partir de colágeno animal. Se han utilizado pieles de mamíferos y peces, junto con una amplia variedad de otros animales como ganado vacuno y porcino. A veces los caballos eran sacrificados y enviados a la fábrica de pegamento (de ahí el modismo, ese caballo pertenece a la fábrica de pegamento).

Pegamento Fábricas

La frase “enviado a la fábrica de pegamento” se usa a menudo como metáfora de alguien que es enviado sin trabajo, pero en realidad fue algo real que sucedió en los viejos tiempos. Las fábricas de pegamento eran lugares donde la gente iba a fabricar pegamento a partir de huesos de animales molidos. Si bien los pegamentos fabricados con estos materiales todavía se utilizan en determinadas artesanías y oficios, la producción moderna de pegamento utiliza principalmente materiales sintéticos y procesos de fabricación innovadores que no involucran caballos u otros animales.

Independientemente de las materias primas utilizadas para la fabricación del pegamento, la mayoría de los adhesivos deben someterse a varios procedimientos antes de estar listos para su uso. El primer paso consiste en lavar la materia prima para eliminar la suciedad y las impurezas. Luego, los materiales se cocinan para extraer el colágeno, que es el ingrediente principal de las colas animales. Cocinar los materiales a la temperatura adecuada y durante un período de tiempo específico garantiza que el pegamento tendrá la calidad y las propiedades estándar de la industria.

Además de las colas animales, también existen colas de pescado y colas vegetales. Las materias primas típicas para la cola de pescado incluyen las cabezas, escamas y pieles de pescado, que se obtienen en conserveras y otras plantas procesadoras. Estas materias primas se cocinan para producir un caldo que luego se fermenta o se convierte en una solución más fuerte para convertirse en pegamento.

Luego, la solución fermentada se filtra para eliminar los restos de cal y la cola se hierve en tanques abiertos o presurizados. Este proceso de cocción es increíblemente crítico para la fabricación de pegamento, ya que la consistencia y las propiedades ideales solo se logran cocinando el caldo durante el tiempo adecuado y a la temperatura adecuada.

Si bien los pegamentos animales todavía se utilizan en determinadas artesanías y oficios, como la encuadernación y la carpintería, han sido superados por los pegamentos sintéticos por diversas razones. Estos pegamentos son más económicos de producir y ofrecen mayor resistencia y durabilidad que sus homólogos de origen animal. También es menos probable que se degraden con el tiempo y son más seguros para el medio ambiente. A pesar de estos avances, algunos consumidores todavía prefieren los pegamentos tradicionales y más naturales. Para estos consumidores, empresas como Elmer's ahora venden pegamentos blancos para todo uso que no contienen ningún ingrediente animal.

Fabricación de pegamento

Se fabrica una amplia variedad de pegamentos para una amplia variedad de usos. Si bien algunos todavía se elaboran a partir de subproductos animales, la mayoría ahora proviene de extractos de plantas y sustancias sintéticas. El tipo de adhesivo más común es el pegamento de cianoacrilato, a menudo conocido como superpegamento. Esta fórmula de acción rápida está disponible en una amplia gama de colores diferentes y se puede comprar en muchas tiendas de artesanía y ferretería.

Hacer pegamento es un experimento científico intrigante que se puede realizar con niños. Esta actividad se puede utilizar como ejercicio de formación de equipos, investigación o simplemente por diversión. La mejor parte es que los ingredientes son muy económicos y fáciles de conseguir. El procedimiento es bastante sencillo y puede variarse para producir una gran cantidad de tipos diferentes de pegamento. El procedimiento básico es agregar una pequeña cantidad de agua a una mezcla de cuajada espesa y revolver hasta que el pegamento alcance la consistencia deseada. Luego, la mezcla se puede colorear y aromatizar como se desee.

Cuando el pegamento esté listo, se puede verter en tanques de almacenamiento para su posterior procesamiento. Puede filtrarse para eliminar impurezas, espesarse y tratarse con estabilizantes y otros productos químicos. Una vez refinado el pegamento, estará listo para su embalaje y envío.

Uno de los tipos de pegamento más interesantes es el de origen animal. Tradicionalmente, esto se elabora hirviendo la piel, los huesos y los tejidos conectivos de los animales. Los caballos tienen un alto contenido en colágeno, por lo que se suelen utilizar para este fin. Este tipo de pegamento es un ingrediente clave en la encuadernación de libros, la restauración de muebles y la conservación de obras de arte porque es reversible.

Varios fabricantes fabrican pegamentos comerciales a partir de huesos de animales triturados. También se utilizan para calzado, interiores de automóviles y construcción. El pegamento se utiliza desde la antigüedad, pero se convirtió en una industria importante en los siglos XVIII y XIX. Hoy en día, por cada persona en los EE. UU. se fabrican cuarenta libras de adhesivos cada año para su uso en una variedad de productos.

Además de las colas de origen animal, existe una amplia variedad de otros tipos de colas producidas a partir de celulosa, arena, almidón y otras fuentes naturales. Son cada vez más populares porque son respetuosos con el medio ambiente y ofrecen una excelente adherencia. Hoy en día, existen incluso tipos especiales de pegamentos para manualidades con papel y carpintería.

Adhesivos Pegamento

Los pegamentos son sustancias adhesivas que ayudan a conectar piezas sin el uso de herramientas u otras técnicas como soldar o soldar. Vienen en una amplia gama de variedades para combinar con diferentes tipos de proyectos y materiales. Los pegamentos modernos están hechos con materiales sintéticos en lugar de productos animales y son más seguros de usar que las alternativas tradicionales. Los pegamentos están compuestos de polímeros, que son moléculas grandes que crean enlaces fuertes. Los polímeros se pueden manipular para que tengan puntos de fusión altos o bajos, lo que les permite unir una variedad de materiales y superficies, incluidos los porosos y no porosos.

Los pegamentos calientes típicos, como el cianoacrilato, se endurecen rápidamente y requieren muy poca preparación de la superficie. Funcionan mejor cuando se aplican sobre materiales limpios y secos que no tengan aceite ni polvo. Son muy delgados y un poco complicados de trabajar, pero ofrecen una gran resistencia y durabilidad. Este tipo de pegamento es ideal para una variedad de aplicaciones, desde proyectos de manualidades hasta reparaciones del hogar.

También existen tipos de pegamentos más permanentes y duraderos, como el epoxi. El epoxi es una sustancia fuerte, impermeable y resistente a la corrosión que se puede utilizar para reparar y sellar materiales como metal y vidrio. Es capaz de soportar temperaturas extremas, lo que lo convierte en una excelente opción para aplicaciones en exteriores. El epoxi también tiene el beneficio adicional de poder usarse en una variedad de superficies, incluidas madera y plástico.

Otro tipo común de pegamento es el cemento de contacto. Este tipo de pegamento es seguro para usar en tela, papel, madera, piedra y caucho. También es fácil de aplicar y se seca rápidamente. Este pegamento es una buena opción para trabajos pequeños, como fijar pendientes o cabujones. También se seca transparente, por lo que es perfecto para manualidades y diseño de joyas.

También hay muchos otros tipos de pegamentos disponibles, desde líquidos hasta cintas, pegamentos para madera y piedra. Incluso existen pegamentos especiales que pueden soportar impactos y vibraciones. Los pegamentos utilizados en la fabricación de estas sustancias se elaboran mediante un proceso químico que da como resultado una unión fuerte mediante el uso de fuerzas electrostáticas y de quimisorción. Este tipo de unión penetra en los poros del material adherente y alrededor de cualquier proyección.

Historia del pegamento

Durante 200,000 años los humanos hemos fabricado pegamentos y otras sustancias adhesivas para mantener las cosas en su lugar. Algunas de las primeras evidencias provienen del Antiguo Egipto, donde los jeroglíficos muestran que el ataúd del faraón Tutankamón estaba pegado con un compuesto de origen animal.

En la antigüedad, la gente usaba pegamento para carpintería, arreglos rápidos en herramientas y para preservar imágenes pintadas y pequeños casos de uso medicinal. Los pegamentos se elaboraban a partir de diversas partes de animales, como tendones, piel y huesos, debido a la queratina y el colágeno de esos materiales. Este tipo de pegamentos eran un poco complicados, pero eran muy fuertes y duraderos.

La primera fábrica comercial de pegamento se fundó en Holanda a principios del siglo XVIII. El pegamento estaba elaborado a partir de una combinación de colágeno animal y agua. Con el tiempo, se perfeccionó para hacerlo más consistente y más fácil de trabajar. Este fue un gran paso hacia los pegamentos modernos que se utilizan hoy en día.

A mediados del siglo XX, había muchos tipos diferentes de pegamentos disponibles para uso doméstico e industrial. Algunos de ellos incluso eran impermeables. La mayoría de estos nuevos pegamentos fueron inventados por químicos e ingenieros como Ashworth Stull. Uno de los más famosos fue Elmer's Glue, que lleva el nombre de un personaje de programas de televisión infantiles de la época, que siempre estaba fabricando y reparando cosas para su familia. La campaña publicitaria del producto fue un éxito y una generación de niños creció conociendo Elmer's Glue.

Peter Cooper es mejor conocido por su empresa de pegamento en Gowanda, Nueva York, pero también participó en muchos otros proyectos de Brooklyn, incluida la oficina principal de correos y el ayuntamiento. Incluso puedes ver su fábrica de pegamento en un mapa de la zona de 1902, justo al lado de Newtown Creek y la penitenciaría del condado de Brooklyn Kings.

En 1942, Harry Coover de Eastman Kodak tropezó accidentalmente con un material adhesivo revolucionario mientras trabajaba en polímeros resistentes al calor para marquesinas de aviones. Este material se llamó cianoacrilato y sería la base de todos los superpegamentos actuales. También se utiliza en medicina y salvó vidas de soldados en la guerra de Vietnam.

Glue Factory es un espacio para actividades cívicas y comunitarias. También organiza talleres educativos y de networking mensuales.

Durante miles de años se ha fabricado pegamento a partir de colágeno animal. Se han utilizado pieles de mamíferos y peces, junto con una amplia variedad de otros animales como ganado vacuno y porcino. A veces los caballos eran sacrificados y enviados a la fábrica de pegamento (de ahí el modismo, ese caballo pertenece a la fábrica de pegamento).

Pegamento Fábricas

La frase “enviado a la fábrica de pegamento” se usa a menudo como metáfora de alguien que es enviado sin trabajo, pero en realidad fue algo real que sucedió en los viejos tiempos. Las fábricas de pegamento eran lugares donde la gente iba a fabricar pegamento a partir de huesos de animales molidos. Si bien los pegamentos fabricados con estos materiales todavía se utilizan en determinadas artesanías y oficios, la producción moderna de pegamento utiliza principalmente materiales sintéticos y procesos de fabricación innovadores que no involucran caballos u otros animales.

Independientemente de las materias primas utilizadas para la fabricación del pegamento, la mayoría de los adhesivos deben someterse a varios procedimientos antes de estar listos para su uso. El primer paso consiste en lavar la materia prima para eliminar la suciedad y las impurezas. Luego, los materiales se cocinan para extraer el colágeno, que es el ingrediente principal de las colas animales. Cocinar los materiales a la temperatura adecuada y durante un período de tiempo específico garantiza que el pegamento tendrá la calidad y las propiedades estándar de la industria.

Además de las colas animales, también existen colas de pescado y colas vegetales. Las materias primas típicas para la cola de pescado incluyen las cabezas, escamas y pieles de pescado, que se obtienen en conserveras y otras plantas procesadoras. Estas materias primas se cocinan para producir un caldo que luego se fermenta o se convierte en una solución más fuerte para convertirse en pegamento.

Luego, la solución fermentada se filtra para eliminar los restos de cal y la cola se hierve en tanques abiertos o presurizados. Este proceso de cocción es increíblemente crítico para la fabricación de pegamento, ya que la consistencia y las propiedades ideales solo se logran cocinando el caldo durante el tiempo adecuado y a la temperatura adecuada.

Si bien los pegamentos animales todavía se utilizan en determinadas artesanías y oficios, como la encuadernación y la carpintería, han sido superados por los pegamentos sintéticos por diversas razones. Estos pegamentos son más económicos de producir y ofrecen mayor resistencia y durabilidad que sus homólogos de origen animal. También es menos probable que se degraden con el tiempo y son más seguros para el medio ambiente. A pesar de estos avances, algunos consumidores todavía prefieren los pegamentos tradicionales y más naturales. Para estos consumidores, empresas como Elmer's ahora venden pegamentos blancos para todo uso que no contienen ningún ingrediente animal.

Fabricación de pegamento

Se fabrica una amplia variedad de pegamentos para una amplia variedad de usos. Si bien algunos todavía se elaboran a partir de subproductos animales, la mayoría ahora proviene de extractos de plantas y sustancias sintéticas. El tipo de adhesivo más común es el pegamento de cianoacrilato, a menudo conocido como superpegamento. Esta fórmula de acción rápida está disponible en una amplia gama de colores diferentes y se puede comprar en muchas tiendas de artesanía y ferretería.

Hacer pegamento es un experimento científico intrigante que se puede realizar con niños. Esta actividad se puede utilizar como ejercicio de formación de equipos, investigación o simplemente por diversión. La mejor parte es que los ingredientes son muy económicos y fáciles de conseguir. El procedimiento es bastante sencillo y puede variarse para producir una gran cantidad de tipos diferentes de pegamento. El procedimiento básico es agregar una pequeña cantidad de agua a una mezcla de cuajada espesa y revolver hasta que el pegamento alcance la consistencia deseada. Luego, la mezcla se puede colorear y aromatizar como se desee.

Cuando el pegamento esté listo, se puede verter en tanques de almacenamiento para su posterior procesamiento. Puede filtrarse para eliminar impurezas, espesarse y tratarse con estabilizantes y otros productos químicos. Una vez refinado el pegamento, estará listo para su embalaje y envío.

Uno de los tipos de pegamento más interesantes es el de origen animal. Tradicionalmente, esto se elabora hirviendo la piel, los huesos y los tejidos conectivos de los animales. Los caballos tienen un alto contenido en colágeno, por lo que se suelen utilizar para este fin. Este tipo de pegamento es un ingrediente clave en la encuadernación de libros, la restauración de muebles y la conservación de obras de arte porque es reversible.

Varios fabricantes fabrican pegamentos comerciales a partir de huesos de animales triturados. También se utilizan para calzado, interiores de automóviles y construcción. El pegamento se utiliza desde la antigüedad, pero se convirtió en una industria importante en los siglos XVIII y XIX. Hoy en día, por cada persona en los EE. UU. se fabrican cuarenta libras de adhesivos cada año para su uso en una variedad de productos.

Además de las colas de origen animal, existe una amplia variedad de otros tipos de colas producidas a partir de celulosa, arena, almidón y otras fuentes naturales. Son cada vez más populares porque son respetuosos con el medio ambiente y ofrecen una excelente adherencia. Hoy en día, existen incluso tipos especiales de pegamentos para manualidades con papel y carpintería.

Adhesivos Pegamento

Los pegamentos son sustancias adhesivas que ayudan a conectar piezas sin el uso de herramientas u otras técnicas como soldar o soldar. Vienen en una amplia gama de variedades para combinar con diferentes tipos de proyectos y materiales. Los pegamentos modernos están hechos con materiales sintéticos en lugar de productos animales y son más seguros de usar que las alternativas tradicionales. Los pegamentos están compuestos de polímeros, que son moléculas grandes que crean enlaces fuertes. Los polímeros se pueden manipular para que tengan puntos de fusión altos o bajos, lo que les permite unir una variedad de materiales y superficies, incluidos los porosos y no porosos.

Los pegamentos calientes típicos, como el cianoacrilato, se endurecen rápidamente y requieren muy poca preparación de la superficie. Funcionan mejor cuando se aplican sobre materiales limpios y secos que no tengan aceite ni polvo. Son muy delgados y un poco complicados de trabajar, pero ofrecen una gran resistencia y durabilidad. Este tipo de pegamento es ideal para una variedad de aplicaciones, desde proyectos de manualidades hasta reparaciones del hogar.

También existen tipos de pegamentos más permanentes y duraderos, como el epoxi. El epoxi es una sustancia fuerte, impermeable y resistente a la corrosión que se puede utilizar para reparar y sellar materiales como metal y vidrio. Es capaz de soportar temperaturas extremas, lo que lo convierte en una excelente opción para aplicaciones en exteriores. El epoxi también tiene el beneficio adicional de poder usarse en una variedad de superficies, incluidas madera y plástico.

Otro tipo común de pegamento es el cemento de contacto. Este tipo de pegamento es seguro para usar en tela, papel, madera, piedra y caucho. También es fácil de aplicar y se seca rápidamente. Este pegamento es una buena opción para trabajos pequeños, como fijar pendientes o cabujones. También se seca transparente, por lo que es perfecto para manualidades y diseño de joyas.

También hay muchos otros tipos de pegamentos disponibles, desde líquidos hasta cintas, pegamentos para madera y piedra. Incluso existen pegamentos especiales que pueden soportar impactos y vibraciones. Los pegamentos utilizados en la fabricación de estas sustancias se elaboran mediante un proceso químico que da como resultado una unión fuerte mediante el uso de fuerzas electrostáticas y de quimisorción. Este tipo de unión penetra en los poros del material adherente y alrededor de cualquier proyección.

Historia del pegamento

Durante 200,000 años los humanos hemos fabricado pegamentos y otras sustancias adhesivas para mantener las cosas en su lugar. Algunas de las primeras evidencias provienen del Antiguo Egipto, donde los jeroglíficos muestran que el ataúd del faraón Tutankamón estaba pegado con un compuesto de origen animal.

En la antigüedad, la gente usaba pegamento para carpintería, arreglos rápidos en herramientas y para preservar imágenes pintadas y pequeños casos de uso medicinal. Los pegamentos se elaboraban a partir de diversas partes de animales, como tendones, piel y huesos, debido a la queratina y el colágeno de esos materiales. Este tipo de pegamentos eran un poco complicados, pero eran muy fuertes y duraderos.

La primera fábrica comercial de pegamento se fundó en Holanda a principios del siglo XVIII. El pegamento estaba elaborado a partir de una combinación de colágeno animal y agua. Con el tiempo, se perfeccionó para hacerlo más consistente y más fácil de trabajar. Este fue un gran paso hacia los pegamentos modernos que se utilizan hoy en día.

A mediados del siglo XX, había muchos tipos diferentes de pegamentos disponibles para uso doméstico e industrial. Algunos de ellos incluso eran impermeables. La mayoría de estos nuevos pegamentos fueron inventados por químicos e ingenieros como Ashworth Stull. Uno de los más famosos fue Elmer's Glue, que lleva el nombre de un personaje de programas de televisión infantiles de la época, que siempre estaba fabricando y reparando cosas para su familia. La campaña publicitaria del producto fue un éxito y una generación de niños creció conociendo Elmer's Glue.

Peter Cooper es mejor conocido por su empresa de pegamento en Gowanda, Nueva York, pero también participó en muchos otros proyectos de Brooklyn, incluida la oficina principal de correos y el ayuntamiento. Incluso puedes ver su fábrica de pegamento en un mapa de la zona de 1902, justo al lado de Newtown Creek y la penitenciaría del condado de Brooklyn Kings.

En 1942, Harry Coover de Eastman Kodak tropezó accidentalmente con un material adhesivo revolucionario mientras trabajaba en polímeros resistentes al calor para marquesinas de aviones. Este material se llamó cianoacrilato y sería la base de todos los superpegamentos actuales. También se utiliza en medicina y salvó vidas de soldados en la guerra de Vietnam.